¡NOVEDAD! 50€ de descuento con la compra de un segundo producto combinado

¿Porqué es tan importante la detección precoz del cáncer de colon?

detección precoz cáncer de colon

El cáncer de colon o cáncer colorrectal (CCR) es el tercer tipo de cáncer más común a nivel mundial en varones y el segundo en mujeres, con más de 40.000 nuevos casos el pasado año únicamente en España.  Afecta tanto a hombres como mujeres, siendo más habitual a partir de los 50 años de edad

El diagnóstico precoz del cáncer de colon es crucial, puesto que, si se detecta en las primeras fases, cuando todavía no presenta síntomas y se ha desarrollado poco, hay más probabilidades de superar este tipo de tumor y, por tanto, la tasa de curación es alta.

¿Qué es el cáncer colorrectal y cómo se desarrolla?

El colon es la parte más larga del intestino grueso, un órgano similar a un tubo que conecta, por un lado, con el intestino delgado y, por el otro lado, con el ano. Tiene una longitud aproximada de 1,5 metros, por lo que ocupa un espacio considerable en el abdomen. Su función principal es convertir los desechos de los alimentos digeridos en heces para ser excretadas. Durante este proceso absorbe agua, cambiando el estado del contenido de líquido a sólido.

Cualquier cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Si dicha situación se produce en las células de la mucosa y de las glándulas del colon o del recto, puede dar lugar a cáncer de colon o cáncer colorrectal. En su aparición, este crecimiento incontrolado da lugar a lesiones conocidas como pólipos. Ocasionalmente, pueden progresar lentamente creciendo hacía el interior de las capas de la mucosa intestinal durante años, y dar lugar a un tumor maligno.

Factores de riesgo del cáncer colorrectal

El factor de riesgo más importante para la aparición del cáncer de colon es la edad. La presencia de esta enfermedad antes de los 40 años es poco habitual, mientras que a partir de los 50 aumentan los casos exponencialmente. Por ello, la población mayor de 50 años, se la considera de riesgo medio y se aconseja aumentar la vigilancia. No es hasta 75 años cuando el riesgo vuelve a descender. 

Además de este factor, intervienen otros dos tipos: los ambientales y los genéticos. Los primeros son modificables ya que están relacionados con los hábitos de vida y alimentarios de las personas, como por ejemplo el consumo de alcohol y tabaco, una dieta pobre en frutas, verduras y fibra (y rica en grasas y carnes rojas) y otras circunstancias agravantes como la obesidad. También hay que tener muy en cuenta los antecedentes familiares, la herencia genética. Es importante saber si algún hermano, padre, hijo o abuelo ha padecido pólipos en el colon o algún otro tipo de tumor, a pesar de que la asociación genética aparece en uno de cada tres pacientes. Además, hay que considerar la presencia de enfermedades hereditarias de predisposición como el Síndrome de Lynch o las enfermedades inflamatorias intestinales. 

¿Cuáles son los síntomas que pueden alertar de un cáncer de colon?

En ocasiones, el cáncer colorrectal ni avisa ni da síntomas de su existencia, o lo que hace en etapas muy avanzadas. Por ello es imprescindible avanzarnos con medidas preventivas y una vigilancia activa a las personas que, en teoría, tienen más probabilidades de desarrollarlo. En caso de que se manifieste, los síntomas iniciales que indican un cambio en la pared del colon son la alteración del ritmo de las deposiciones (diarrea o estreñimiento no habituales) y una variación de la forma de las heces (en cinta, por ejemplo). Otros síntomas frecuentes son anemia por la pérdida de sangre oculta en las heces,sensación de no haber terminado la deposición, dolor abdominal recurrente, cansancio y pérdida de peso.

El grado de extensión de la enfermedad se divide por estadios, que se relacionan con la supervivencia de los pacientes, siendo superior al 95% en el estadio 0 y disminuyendo progresivamente a medida que se superan etapas.

  • Estadio 0: es el más inicial y, por tanto, el de mejor pronóstico. Las células tumorales solo están presentes en las paredes internas del colon o del recto.
  • Estadio 1: el tumor ha atravesado la mucosa y llega hasta la capa muscular, pero no ha llegado ni a los ganglios linfáticos ni a los tejidos cercanos. Después del estadio 0, es el que tiene mejor pronóstico.
  • Estadio 2: el tumor ha atravesado la pared muscular del colon y puede llegar a los órganos cercanos.
  • Estadio 3: el tumor se ha extendido hasta alcanzar los ganglios linfáticos.
  • Estadio 4: el más avanzado. El tumor, a través de la sangre y los ganglios linfáticos, alcanza otras partes del cuerpo, como el pulmón, el hígado, la pared del abdomen o el ovario.

¿Por qué hacerse una prueba de detección precoz del cáncer colorrectal?

Como ya hemos explicado anteriormente, el diagnóstico precoz del cáncer de colon aumenta significativamente las probabilidades de superar este tipo de tumor. Las pruebas de detección salvan vidas porque pueden descubrir pólipos precancerosos y permitir su extirpación antes de que se conviertan en cáncer. Detectado precozmente, la supervivencia a esta enfermedad se sitúa en el 95% de los pacientes a los cinco años. 

Por consiguiente, es recomendable que tanto hombres como mujeres participen en los programas de cribado a partir de los 50 años. Los programas de cribado se basan en una sencilla prueba de sangre oculta en heces (Fecal Immunochemical Test, FIT). Si la prueba es positiva, debe realizarse una colonoscopia. No obstante, este método da una alta tasa de falsos positivos, lo que implica la realización de hasta un 30% de colonoscopias innecesarias, lo que supone intranquilidad para el paciente y su preparación para una prueba invasiva con cierto riesgo asociado.

En GoodGut hemos desarrollado RAID-CRC, un test no invasivo para la detección precoz y precisa del cáncer colorrectal que complementa el test de sangre oculta en heces, reduciendo significativamente el número de colonoscopias innecesarias y aportando especificidad. Con este test altamente fiable buscamos la mayor comodidad y tranquilidad para los pacientes y asegurar un diagnóstico eficaz a tiempo de forma no invasiva a través de la microbiota intestinal. 

Este test se basa en una tecnología que detecta la firma bacteriana específica del cáncer colorrectal a través de qPCR en una muestra de heces. 

Esta firma bacteriana ha sido optimizada y validada en varios estudios clínicos en hospitales de referencia, que corroboran que el test presenta una sensibilidad del 98% y una especificidad del 92% para el CCR, permitiendo reducir el 30% de colonoscopias innecesarias (Malagón, et al. 2020).

Referencias

  1. Brenner, H., Stock, C. & Hoffmeister, M. Effect of screening sigmoidoscopy and screening colonoscopy on colorectal cancer incidence and mortality: Systematic review and meta-analysis of randomised controlled trials and observational studies. BMJ (2014) 
  2. Chiu, H. M. et al. Association between early stage colon neoplasms and false-negative results from the fecal immunochemical test. Clin. Gastroenterol. Hepatol. (2013) 
  3. Malagón, M. et al. New fecal bacterial signature for colorectal cancer screening reduces the fecal immunochemical test false-positive rate in a screening population. PLoS One 15 (2020).
  4. Malagón, M. Development of new, non-invasive tools based on faecal bacterial signatures for the early detection of colorectal cancer. (2019).
  5. Siegel, R. L., Miller, K. D. & Jemal, A. Cancer statistics, 2019. CA. Cancer J. Clin. (2019) 
  6. The Global Cancer Observatory, G. Source: Globocan 2018. World Heal. Organ. (2019).