¡NOVEDAD! 50€ de descuento con la compra de un segundo producto combinado

La microbiota intestinal: el ecosistema que nos protege

testurgut microbiota intestinal

En el anterior post subrayábamos la importancia de la microbiota intestinal, el estado de la cual podéis conocer al detalle y de manera comprensiva gracias a TestUrGut. Pero, ¿qué es exactamente la microbiota intestinal, también llamada flora intestinal, y qué funciones desempeña en nuestro organismo?  

El término microbiota designa una comunidad de microorganismos que habita en un ambiente ecológico concreto, como pueden ser los océanos, el subsuelo o los seres vivos. Las personas albergamos en nuestro cuerpo a billones de microorganismos, tales como bacterias –el tipo más abundante–, hongos y virus, entre otros. Una de las partes donde la microbiota se encuentra en mayor cantidad y variedad son los intestinos, que contienen 100 billones de microorganismos, entre los cuales más de 1.000 especies diferentes de bacterias. La mayor parte de la microbiota intestinal, hasta el 90%, se concentra en el intestino grueso, el colon.  

Gracias a la investigación, hemos pasado de considerar los microorganismos que forman la microbiota como puramente “comensales”, que se alimentan en nuestros cuerpos, a darnos cuenta de la multitud de funciones importantes que desarrollan también para el beneficio de nuestro organismo. La importancia de la microbiota es tal que ha empezado a concebirse como un órgano más, si bien es adquirido. Su desarrollo empieza en el nacimiento y los primeros días de vida de los bebés. Circunstancias tales como el tipo de parto, los microorganismos del entorno y la lactancia configuran la composición de la microbiota intestinal inicial. 

La otra huella dactilar 

La microbiota evoluciona a lo largo de la vida de la persona estabilizándose a la edad adulta, pudiendo alcanzar un peso total de hasta 2 kilos. Aunque muchas especies de estos microrganismos se hallan de forma permanente en los intestinos, algunos los habitan de forma transitoria. La mayor parte de la microbiota intestinal es común o muy similar en todas las personas, pero una pequeña porción está condicionada por factores como la genética, el entorno y la dieta y es, por lo tanto, única en cada individuo, como si de otra huella dactilar se tratara.  

Se ha demostrado que la microbiota juega un papel relevante en la respuesta inmune del organismo humano. Establecemos con ella una relación de simbiosis: damos a los microorganismos un entorno donde sobrevivir y ellos ayudan a nuestro cuerpo actuando como barrera y combatiendo las agresiones de otros microorganismos. Una microbiota equilibrada nos permite gozar de un buen estado de salud. Por el contrario, su desequilibrio, conocido como la disbiosis intestinal, puede afectar nuestra respuesta inmunológica y provocar el desarrollo de enfermedades intestinales, entre otras.  

En los últimos años se están dando importantes avances en la comprensión de la microbiota intestinal. Sin embargo, aún nos queda mucho por conocer y entender acerca de este intrincado sistema de microorganismos que ha demostrado ser vital para los seres humanos. En GoodGut incorporamos los últimos conocimientos generados por la investigación y los aplicamos a TestUrGut para contribuir a la mejora de la salud intestinal de las personas.